2. ESTRÉS

2.5 Principales estresores laborales

Hacen referencia a todo tipo de exigencias y características del trabajo y de su organización, que pueden ser factores desencadenantes del estrés. Para muchos autores sería la exposición de estas demandas la que originaría de la generación del estrés laboral.

 

Los principales estresores laborales son:

  • Sobrecarga de trabajo.
  • Infracarga de trabajo.
  • lnfrautilización de habilidades.
  • Ritmo de trabajo excesivo.
  • Horario de trabajo inadecuado.
  • Ambigüedad de rol.
  • Conflicto de rol.
  • Malas relaciones personales, violencia en el trabajo, acoso.
  • Inseguridad en el trabajo.
  • Imposibilidad de promoción profesional.
  • Falta de participación en las decisiones de la empresa.
  • Excesivo control y supervisión.
  • Falta de formación, entrenamiento o  aclimatación previa al desempeño de una determinada tarea.
  • Exceso de responsabilidad.
  • Contexto físico molesto o peligroso.

 

Desde un punto de vista preventivo se deben eliminar, o reducir en lo posible, los posibles estresores potenciales que tengan capacidad de afectar a los trabajadores y, al mismo tiempo potenciar las capacidades de afrontación del individuo a través de la formación y el entrenamiento, de forma que el trabajador tenga mejores herramientas personales para afrontar las situaciones estresantes que se le presenten en el entorno laboral.

No existe una legislación específica acerca del estrés laboral, pero sí existen planteamientos legales laborales generales que aluden a los límites de la carga de trabajo. La jurisprudencia española en diferentes actuaciones ha considerado al estrés como causa de diversos trastornos conductuales y personales. Ante la imposibilidad legal de incluirlo como enfermedad profesional, la jurisprudencia ha optado por considerarlo accidente laboral, un daño a la salud causado por el trabajo. Así, por ejemplo, la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (Sala de lo Social,) de 14 de diciembre de 2010, considera un suicidio por estrés laboral como accidente de trabajo. Confirman la misma sentencia como accidente de trabajo el TSJ

Cataluña (Sala de lo Social), en sentencia núm. 1145/2008 de 6 febrero y el TSJPV de 11 de noviembre de 2003. Otras sentencias han considerado el estrés laboral como causa para una extinción indemnizada del contrato de trabajo, como por ejemplo la sentencia del Tribunal Supremo del 20 de septiembre de 2007.

Resultado de todo lo expuesto, el estrés es un riesgo psicosocial de tipo general, producto y resultado de los factores psicosociales de estrés presentes en la organización (EuroFound, 2005), que de forma acumulativa actúan sobre el trabajador provocando alteraciones en su salud, tanto a nivel individual como a nivel organizacional. Como riesgo psicosocial supone un estado de deterioro del funcionamiento que tiene un alto riesgo de generar consecuencias importantes para la salud, física y mental. Los datos europeos indican que es una de causas de baja laboral más importantes, que está ampliamente extendido y que está en aumento.