3. ACOSO LABORAL

3.3 Conductas que no son acoso

Es importante no confundir con acoso conductas que, reprochables, inaceptables e incluso denunciables, no pueden ser consideradas como acoso propiamente dicho. Algunos ejemplos de estas conductas que no están englobadas dentro del concepto de acoso son:

  • Agresiones aisladas entre personas, tanto físicas, psicológicas o de cualquier tipo.
  • La vulneración de derechos laborales como despido improcedente, precariedad laboral, incumplimientos en prevención de riesgos laborales, etc.
  • Otros problemas o patologías relacionados con la actividad laboral: estrés, síndrome del quemado, depresión, etc.
  • Otro tipo de acoso o abuso realizado por personas del entorno laboral como: hurtos, extorsiones, abuso sexual. Este tipo de conductas son denunciables vía penal.